Categorías
seo

¿Cómo hacer contenido para SEO? 8 Secretos + Bonus

Google tiene establecido una serie de directrices para generar contenido que sea relevante, útil y atractivo para los usuarios. Estas directrices también tienen en cuenta los factores de SEO que influyen en el posicionamiento de las páginas web en los resultados de búsqueda entre otros factores importantes.

https://developers.google.com/search/docs/fundamentals/creating-helpful-content?hl=es

No hay una forma correcta de crear contenido, de hecho, la originalidad y los formatos es parte de los factores a tomar en cuenta a la hora de buscar posicionarte en Google. Lo que si es cierto, es que el 90% de los contenidos posicionados tienen una gran dependencia del texto, por ello que la Redacción SEO sea un elemento importante en un Plan de Contenido.

¿Cómo redactar Contenido para SEO?

Entremos a las Guidelines de Google, y analicemos los aspectos mas importantes que se deben tener en cuenta a la hora de crear contenido para SEO:

Elige un tema relevante para tu audiencia

El primer paso es elegir un tema relevante para tu audiencia. ¿Qué están buscando tus usuarios? ¿Qué información les resulta útil? Una vez que hayas elegido un tema, investiga para asegurarte de que tienes la información adecuada.

Este punto invita a los redactores a descubrir claramente quien es su buyer persona, esa representación semi-ficticia que ayuda a tener en mente un cliente ideal, conocerlo y descubrirlo, ayudará a preparar contenido acorde a sus necesidades.

Escribe para los usuarios, no para los motores de búsqueda. Los motores de búsqueda son cada vez más sofisticados, pero todavía no pueden entender las sutilezas del lenguaje humano. Por lo tanto, escribe tu contenido de una manera que sea natural, fácil de leer y atractiva para tu público objetivo.

Realiza una investigación de palabras clave e identifica la intención de las búsquedas.

Una vez que tengas un tema, es hora de realizar una investigación de palabras clave.

Una investigación de palabras claves es de vital importancia, ya que un factor importante en el posicionamiento SEO es la cercanía que existe entre las palabras del contenido y la búsqueda del usuario.

Esta investigación, te ayudará a comprender qué palabras y frases están utilizando los usuarios para buscar información sobre el tema que has elegido. Puedes utilizar herramientas como Google Keyword Planner, Answer the Public, Semrush o Google Trends para identificar la forma en la que los usuarios buscan, tendencias, e incluso necesidades no vistas en un principio.

Una vez que tenemos identificadas varias necesidades, búsquedas e incluso ángulos para un tema, debemos escoger bien las keywords para la que nos interesaría posicionarnos. Entre los criterios a utilizar para ello, podemos mencionar:

  • Volumen de búsqueda mensual
  • Estacionalidad
  • Dificultad SEO
  • Datos de PPC (que pueden darnos ideas de la competitividad de nuestra keyword)
  • Intencionalidad de la búsqueda
  • Sinónimos para naturalizar el contenido
  • Temas y Preguntas relacionadas

Con este análisis de palabras claves, recuerda redactar un título y una meta descripción claros y concisos. El título y la meta descripción son las primeras cosas que los usuarios verán en los resultados de búsqueda, así que asegúrate de que sean claros, concisos y relevantes para tu contenido.

Por otro lado, la intención de la búsqueda es clave para dar con el contenido correcto. Existen 4 tipos de intereses de búsqueda:

  • Búsqueda de tipo Navegacional

Aquí el usuario sabe hacia donde debe navegar, y tiene claro donde quiere ir. Por ejemplo:

Optimizar tu web para este tipo de búsquedas, puede ser complicado, ya que en algunos sectores, otras marcas pueden posicionarse por encima, imagina que eres una crema cosmética que vendes a través de El Corte Ingles.

Por lo general, aquí es importante optimizar nuestra página de «Sobre Nosotros / Acerca de» para la búsqueda de nuestra marca.

  • Búsqueda de tipo informativa

En este caso, el usuario esta buscando información sobre algún tema, no tiene claro algún aspecto y necesita mas información. Por ejemplo:

Estas palabras pueden identificarse rápidamente porque incluyen keywords como definición, que, como, cuando, tutorial, guía, receta, paso a paso, mejor, cual etc.

Para este tipo de palabras claves el contenido a preparar debe estar alineado a dichas búsquedas, guías sobre, tutoriales, estadísticas sectoriales, investigación sobre industrias, listado de factores, etc.

  • Búsqueda de tipo Comercial

En este tipo de búsquedas, el usuario busca opciones sobre un producto o un servicio, ya que tiene dudas entre varias opciones. Podemos estar al borde de la conversión, sin saberlo aun, pero todavía quedan algunos aspectos que aclarar para tomar la decisión final. Por ejemplo;

Este tipo de contenido tiende a ser para comparar soluciones y productos, por lo tanto, son fáciles de identificar porque tienen: mas barato, mejor, revisión, comparar, x vs y, características sobre x producto, etc.

Aquí el formato dominante tiende a ser comparaciones, reseñas y artículos con especificaciones técnicas sobre un producto o un servicio recibido, además de infografías que siempre vienen muy bien.

  • Búsqueda de tipo Transaccional

La intención del usuario es clara, ya se ha decidido y ha tomado la decisión de convertir, por ello, va a Google a buscar un producto o una marca en concreto.

Obviamente, este tipo de búsquedas muestran mayor competencia. Aquí es importante preparar contenido de ofertas, descuentos, capacidades técnicas y funcionalidades del ecommerce o el producto a vender.

Utiliza las palabras clave de forma natural y estructurada

Una vez que hayas identificado las palabras clave relevantes, es importante utilizarlas de forma natural en tu contenido. No las repitas en exceso, ya que esto puede ser penalizado por los motores de búsqueda. Intenta utilizarlas de forma orgánica, en frases y párrafos que tengan sentido para el lector.

Prepara la estructura de tu contenido por puntos, a los cuales les asignarás el <h> correspondiente. Estos titulares deben estar redactados en forma de búsqueda también, no olvidemos que a veces Google muestra el resultado 0, en donde evita al usuario a tener que entrar en la web, porque directamente muestra la información en la SERP.

Dicha estructura debe ser coherente, siguiendo lo que veríamos en un libro o una publicación académica.

Recuerda que los heading o la etiqueta <h> es para estructurar y jerarquizas las ideas, va en forma decreciente desde el h1 (el cual debe ser único) hasta el hn.

Utilizando encabezados, subtítulos y listas para organizar tu contenido de forma clara y comprensible ayudaremos a los usuarios a encontrar la información que buscan rápidamente.

Escribe contenido de calidad

Tu contenido debe ser informativo, útil y atractivo para los usuarios. Debe estar bien escrito y organizado, y debe estar libre de errores ortográficos y gramaticales.

No puede estar copiado de otro sitio, ni parcial ni totalmente, debe ser un contenido único en internet, con un enfoque que no exista en ningún otro lado. Además, debemos evitar la canibalización del contenido, es decir, fijarnos que no haya contenido parecido en nuestra propia web, cuestión que evitemos que Google pueda confundirse entre varias versiones del mismo tema.

Siempre se recomienda preparar un calendario de publicaciones, el cual debe venir del análisis de palabras claves realizado con anterioridad.

La extensión del post siempre es importante, ya que por regla general, un contenido mas largo tiende a posicionarse mejor otro mas corto. En este sentido, siempre escucharemos recomendaciones de redactar contenido entre 750 y 1500 palabras, pero esta regla puede verse afectada por la keyword y los que se posicionan, por ellos siempre recomendamos realizar un análisis de la competencia para identificar quienes están posicionados y las características del contenido que tienen posicionado.

Si el contenido es muy largo, siempre es recomendable incluir un índice al principio del contenido.

Incluye imágenes y vídeos

Las imágenes y los vídeos pueden ayudar a atraer la atención de los usuarios y a transmitir tu mensaje de forma más eficaz. Asegúrate de que las imágenes y los vídeos sean relevantes para el contenido y que estén optimizados para SEO.

Las imágenes en una web tienen distintos atributos que es importante completar, para permitir que Google entienda de forma mas eficaz la imagen. Por ejemplo, el título y la etiqueta ALT de la imagen, son elementos importantes para posicionar nuestras imágenes en los resultados de búsqueda de imágenes en Google, aunque desde hace tiempo, no son considerado ranking factors.

La parte visual y el uso de recursos, no solo hará que el contenido sea mas fácil de consumir, sino que ayudará al tiempo en página y disminuirá el rebote del usuario, factores que también influye en el SEO.

Proporciona información valiosa y Genera contenido regularmente.

Los usuarios quieren encontrar información valiosa en los resultados de búsqueda. Asegúrate de que tu contenido proporcione información que sea útil y relevante para tus usuarios.

El contenido actualizado es más probable que sea relevante para los usuarios y que los motores de búsqueda lo consideren valioso. Asegúrate de actualizar tu contenido regularmente con información nueva y actualizada.

Además, mientras mayor sea la frecuencia de posteo de contenido, Google vendrá mas frecuentemente a tu web, aumentando la autoridad de tu dominio.

No olvides los enlaces internos

Utiliza enlaces internos para conectar tu contenido. Los enlaces internos pueden ayudar a los usuarios a encontrar información relacionada en tu sitio web. También pueden ayudar a los motores de búsqueda a comprender mejor la estructura de tu sitio web. El enlazado interno es importante para ayudar a Google a descubrir mas contenido de tu web, incluso contenido de hace algun tiempo. No podemos olvidarnos de los backlinks de calidad, ya que son un factor importante en el SEO. Puedes construir backlinks de calidad escribiendo contenido de alta calidad, participando en comunidades online y colaborando con otros sitios web.

Incluye CTA Call To Action

Siempre invita al usuario a realizar alguna acción, a que comente, a que se suscriba a la newsletter o a compartir tu contenido en sus RRSS. Estas interacciones ayudarán a darle visibilidad a tu contenido y captar la atención de otros usuarios.

Preguntas sobre la Calidad y el Contenido SEO.

Te dejamos un listado de preguntas que te ayudarán a entender si tu contenido vale la pena o no:

  • ¿Ofrecemos información, datos, investigaciones o análisis originales?
  • ¿Proporcionamos descripciones sustanciales, completa o exhaustiva del tema que nos interesa?
  • ¿Es el contenido interesante y no trivial, o por otro lado, se analiza el tema desde una perspectiva única?
  • ¿Aporta suficiente valor y originalidad?
  • ¿Se copia o reescrib información de otra fuentes?
  • ¿El título del contenido o de la página es atractivo y llamativo?
  • ¿Añadirías el contenido a tus marcadores? o ¿compartirías el contenido con alguien?
  • ¿Proporciona contenido valioso si se compara con otras páginas que aparecen en los resultados de búsqueda?
  • ¿El contenido tiene errores ortográficos?
  • ¿Se nota que se ha dedicado tiempo y esfuerzo a crear el contenido? o, ¿parece descuidado y que se ha redactado de forma apresurada?

Es importante entender las recomendaciones de Google a la hora de redactar contenido para el SEO

https://developers.google.com/search/docs/fundamentals/seo-starter-guide?hl=es

Otro aspecto importante es la Legibilidad del Contenido, algo que también es importante desde el punto de vista SEO.

¿Qué es el índice de legibilidad de Flesch?


El índice de legibilidad de Flesch
es una fórmula que se utiliza para evaluar la facilidad de lectura de un texto. Se basa en dos factores: la longitud de las palabras y la longitud de las oraciones. Este índice mide la legibilidad del texto ampliamente utilizada, que utiliza la longitud promedio de las oraciones y el número promedio de sílabas por palabra para proporcionar una puntuación entre 0 y 100, siendo 0 un articulo muy difícil de leer, mientras que 100 es muy fácil de leer y lo puede entender un estudiante de 11 años.

Veamos los 2 factores del índice de Flesch:

  • La longitud de las palabras se mide por el número de sílabas por palabra. Una palabra con más sílabas es más difícil de leer que una palabra con menos sílabas.
  • La longitud de las oraciones se mide por el número de palabras por oración. Una oración con más palabras es más difícil de leer que una oración con menos palabras.

¿Cómo se mide la legibilidad de Flesch?

El índice de legibilidad de Flesch se mide de forma diferente en cada idioma.

Por ejemplo, en el caso del inglés se calcula mediante la siguiente fórmula:

206,835 – 1,015 (Nº Total de Palabras/Nº total de oraciones) – 84,6 (Nº Total de Sílabas/Nº Total de Palabras)

En el caso del idioma español, el índice de Flesch se calcula de la siguiente forma:

206,84 – 1,02 (Nº Total de Palabras/Nº total de oraciones) – 60 (Nº Total de Sílabas/Nº Total de Palabras)

¿Cómo se interpretan los resultados del índice de Flesch?

La puntuación anterior puede interpretarse de la siguiente forma:

  • Si la puntuación esta entre 90 y 100: Lectura muy fácil, un estudiante medio de 11 años puede entender el texto sin esfuerzo.
  • Si la puntuación esta entre 80 y 90: Lectura fácil.
  • Si la puntuación esta entre 70 y 80: Lectura relativamente fácil.
  • Si la puntuación esta entre 60 y 70: Lenguaje llano. Un estudiante entre 13 y 15 años entiende el texto sin problemas.
  • Si la puntuación esta entre 50 y 60: Lectura relativamente difícil.
  • Si la puntuación esta entre 30 y 50: Lectura difícil.
  • Si la puntuación esta entre 10 y 30: Lectura muy difícil, un universitario entiende el texto.
  • Si la puntuación esta entre 0 y 10: Lectura extremadamente difícil.

Métricas importantes en la generación de contenido SEO

Existen 4 métricas interesantes de medir y controlar para intentar preparar contenido relevante y amigable con buscadores.

Densidad: La densidad de palabras clave se refiere al porcentaje de veces que una palabra clave o frase clave aparece en una pieza de contenido. En el pasado, la densidad de palabras clave se consideraba un factor importante en el SEO, pero en la actualidad es menos importante. Sin embargo, todavía es importante utilizar las palabras clave de forma natural en su contenido. Muchos recomiendan entre 2% y 4%, sin embargo, es importante destacar que muchas veces no es necesario forzar que las keywords tengan esta densidad en el contenido.

Frecuencia: La frecuencia de palabras clave se refiere al número de veces que una palabra clave o frase clave aparece en un sitio web o blog. A diferencia de la densidad, la frecuencia se reporta como se repite 1 vez la keyword principal de cada 90 palabras del contenido.

Prominencia: La prominencia de palabras clave se refiere a la importancia o visibilidad de una palabra clave o frase clave dentro del contenido. Las palabras clave que aparecen en el título de la página, los encabezados, la meta descripción y las imágenes son más prominentes que las palabras clave que aparecen en el cuerpo del texto.

Proximidad: La proximidad de palabras clave se refiere a la distancia o número de palabras existentes entre dos o más palabras clave dentro del mismo de contenido. Las palabras clave que aparecen cerca una de la otra son más relacionadas que las palabras clave que aparecen lejos una de la otra.

Pon en acción estas recomendaciones y posiciona tu contenido.

@alexispetit